Nuestro compañero canino: Kobu

Kobu, mi compañero canino

Kobu llegó a casa el 4 de Mayo de 2013 cumpliendo una de mis mayores ilusiones: poder tener un perro. Mi perro es un mestizo de setter ingles y pastor belga, morfológicamente es igual que un golden retriever, de caracter noble, muy bueno con los niños, pues es muy vivo, le encanta jugar y estar en familia.

Cuando Kobu llegó a casa yo estaba colaborando en la Fundación Deporte Integra (Majadahonda), y empezaba a trabajar en la aplicación del deporte en el tratamiento del síndrome del espectro autista en niños. La labor con niños con discapacidad, especialmente niños con autismo, me atrapó por completo. Cada día buscaba información, buscaba diferentes actividades… y empecé a leer distintos artículos sobre los beneficios de tener un perro como mascota.

Y empecé a plantearme que Kobu pudiera ser mi compañero de trabajo, no como un perro de terapia, simplemente me planteaba la posibilidad de acercar a los niños con los que estaba a poder compartir un rato con un nuevo amigo.

IMG_20140401_110104Nos lanzamos a la aventura, estuve meses empapándome de libros, dvd’s, revistas y artículos, para aprender un poco sobre psicología y conducta canina.  y empecé a preparar la primera actividad que compartiríamos juntos.

Organizamos una salida con uno de los niños con los que vengo trabajando desde hace más de un año, la propuesta consistía en dar un paseo acompañados por el perro hasta una zona vallada especial para soltar el perro. Una vez allí, realizamos las siguientes actividades:

.

  • Tirar la pelota.
  • Juegos de persecución
  • Carreras
  • Enseñar a que con determinadas palabras se produce una acción en el perro
  • Actividad  de vuelta a la calma, cepillado y peinado del perro.

La actividad no pudo salir mejor, la complicidad entre el niño con el que fuimos y Kobu, fue impresionante, ambos disfrutaron y nunca se me borrará la cara de felicidad de nuestro amigo. Kobu parecía que llevaba trabajando con estos niños toda la vida, buscaba su atención, lo perseguía, lo buscaba, quería jugar con él, lo trataba con una dulzura y suavidad especial.

La experiencia desmostró en primera persona que la relación entre perros y niños produce números beneficios, en el caso de niños con autismo, estas ventajas son aún mayores:

  • IMGP6111Estimula el habla y la interacción.
  • Proporciona contacto con la realidad.
  • Produce la relajación y disminución de los niveles de agresividad y descontrol de impulsos.
  • Capturan y mantienen la atención de los niños favoreciendo la concentración.
  • Favorecen el desarrollo de la afectividad, mejorando la empatía y la autoestima.
  • Ventajas en el desarrollo sensorial, los perros presentan estímulos multisensoriales muy potentes, además de impresiones visuales vivas, ruidos, olores y texturas.

Actualmente seguimos en entrenamiento y cada vez que se da la ocasión vamos juntos a trabajar y sabe perfectamente a donde vamos, con quien vamos y cual es su función:

¡Es verdaderamente una maravilla ver las ganas que tiene de trabajar !

Fran Prieto

@monitor_autismo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s