PSICOMOTRICIDAD-AUTISMO

POSIBILIDADES QUE NOS DA LA NATURALEZA PARA DESARROLLARLA


Comenzaremos este nuevo post partiendo de la definición que nos da la Real Academia Española, que reconoce tres significados 1. Motilidad de origen psíquico 2. Integración de las funciones motrices y psíquicas y 3. Conjunto de técnicas que estimulan la coordinación de dichas funciones.

La psicomotricidad se trata de una concepción de características integrales sobre el individuo que combina la motricidad con las funciones psíquicas y pueda adaptarse con éxito a su entorno.

Por lo tanto este concepto está ligado a facultades sensoriomotrices, emocionales y cognitivas de la persona que les permite actuar con éxito dentro de un contexto. Como bien es conocido dentro del trastorno del espectro autista, estas áreas se ven muchas veces afectadas, debido en muchos casos a problemas de atención, retrasos de maduración, dependencia, pasividad, actitud infantil etc.

Debido a esto, en niños con dificultades motoras y sociales necesitan un refuerzo, para ello se desarrollan las Terapias Psicomotoras, que entienden el desarrollo infantil como una unidad de movimiento, experiencia, pensamiento, sentimiento y acción.  En estas terapias, a través de un variado conjunto de materiales de juego y ejercicio, el niño encuentra un campo de aprendizaje muy estimulante. Desde este punto parte esta entrada del blog, ¿Qué hay más estimulante que el entorno natural?

La vista, el oído y el tacto, así como la percepción del cuerpo y el movimiento, y el sentido del equilibrio desde mi punto de vista se desarrollan de una manera especial en la naturaleza, empleando las posibilidades que nos da este entorno.  A continuación, hablaré sobre varios ejemplos de actividades en la naturaleza para trabajar la psicomotricidad.

BALON-PIÑA

 Durante la infancia, el uso de un balón favorece el déficit de equilibrio y coordinación motora. También es utilizado para estabilizar las articulaciones y para mejorar la relación social (se relaciona directamente con otro compañero). A través de la práctica regular de actividades con el balón, el desarrollo motor de los niños tiene una acción directa en la prevención de problemas tan presentes en la vida de los niños como es la obesidad infantil. Cuando salimos, el ir con una pelota nos puede resultar incómodo, molesto, pero podemos trabajar los beneficios de esta actividad empleando por ejemplo una piña.

TEXTURASA la hora de trabajar la percepción y los sentidos, la naturaleza nos ofrece un amplio catálogo de texturas, olores, sonidos, lo que nos ayuda por otro lado a conocer la naturaleza, con que me puedo pinchar, dónde no puedo pisar, que frutos puedo coger, es decir, se crea un descubrimiento del entorno, generando un interés por lo que nos rodea.

La actividad física regular y el juego son fundamentales para el desarrollo físico, psicológico y social, además de una excelente herramienta para estimular su atención, imitación, seguimiento de órdenes y sociabilización.

Como ejemplo de un juego simbólico, que podemos realizar en la naturaleza y que además ayuda al desarrollo de la psicomotricidad fina es: “PESCAR”

JUEGO PESCA PSFINA

Simplemente empleando la imaginación y objetos que nos encontramos en este contexto (palos, hojas, frutos, piedras…) podemos realizar esta actividad, que ayuda a la concentración, a la relajación, la coordinación. Las experiencias positivas refuerzan la confianza y su motivación por aprender, y a través de ejercicios tan simples y sencillos como estos, se consiguen grandes progresos.

Dentro del espectro del trastorno autista, aunque no esté ligado a afectaciones motoras, en muchos casos están debilitadas o afectadas algunas capacidades físicas como pueden ser, hipersensibilidad, forma anormal de caminar, rigidez, hiperactividad, conductas repetitivas…, a través de actividades psicomotoras, como pueden ser circuitos de agilidad y equilibrio, se pueden afrontar estas alteraciones reduciéndolas y corrigiéndolas.

PSICOMOTRICIDADCIRCUITOEQUILIBRIOBANCO

Algo que todos podemos disfrutar, usar y nos es de gran ayuda para el desarrollo de la psicomotricidad, es “el parque”.

La función del parque propiamente dicha, sería la estimulación  del juego usando su propio cuerpo y la activación del mismo produciendo un gasto de energía.

Considero necesario centrarme en los elementos que contiene el parque y de sus beneficios:

  • El columpio: estimula el equilibrio, hace ajustes posturales del tronco y estimula el sistema Vestíbular (debido a los movimientos oscilatorios).
  • El tobogán: además de lo anteriormente nombrado, incrementa la protección, es decir, promueve la seguridad de los movimientos).
  • La arena: desarrolla habilidades de manipulación, tolerancia hacia diferentes formas y texturas y fomenta la creatividad.

Al ser una actividad en el que el aspecto lúdico es el aspecto primordial, la comunicación y la interacción con el niño  aumenta, es decir, se crean importantes vínculos (persecución, imitación, pedir ayuda…).

  PARQUE

Como conclusión, creo firmemente que la naturaleza nos aporta recursos muy útiles para el desarrollo de la persona. Todos sabemos que en el autismo uno de los aspectos de mayor importancia a trabajar es la interacción entre los sujetos, ya sea niño-adulto o niños-niños, y desde la experiencia personal, este vínculo se crea de una manera diferente en un entorno natural que en un espacio cerrado, como puede ser un aula.

Por último, un especial agradecimiento a Sonia Juárez González por su ayuda para elaborar este articulo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s